Espejo de la liebre

Hagenspiegel, por Markus Raetz

La obra de Markus Raetz fue un grato descubrimiento en la exhibición “Una imagen puede guardar otra” en el Grand Palais en París. Raetz se ha especializado en obras de arte que contienen o reflejan otras. Comparte ese efecto de quiebre con lo cotidiano con Teun Hocks, en el que al ver de cierto ángulo un objeto, puede reflejar otro completamente diferente. En el documental en DVD que se podía conseguir en la exposición, se acompaña a Raetz en la creación fabulosa de su obra basada en una de las siluetas de Man Ray. Todo un placer para el espíritu.